Gira tu dispositivo para una experiencia óptima

EN · ES · DE

6 días

Gastronomía

Naturaleza

Cádiz auténtica

Cádiz, a cachitos


1

Modo desconexión on

Nuestro viaje comenzará visitando el municipio más joven de la provincia. Joven porque ha sido el que se ha creado como tal de forma más reciente (2008). Amanecemos en San Martín del Tesorillo, cerca en la confluencia de los ríos Hozgarganta y Guadiaro, frontera natural con la provincia de Málaga. Ideal para desconectar. Hemos pasado la noche en el hostal del pueblo (Sabana: teléfono 956618476), sencillo pero muy acogedor y con personal muy agradable. También hay un hotel, Finca Monasterio, de historia reciente pero construido como una réplica de los antiguos conventos (CERRADO POR COVID). Muy recomendable para quienes busquen tranquilidad en un entorno natural y con todas las comodidades.

La historia local está ligada a la producción agrícola. De hecho, las naranjas tesorilleras son conocidas a nivel internacional, aunque en los últimos años el cultivo de aguacates las está desplazando. Desde el punto de vista monumental, la casa de Los Larios (S. XX) -aquí la llaman la casita de campo- y la iglesia parroquial de San Martín de Tours son los edificios más emblemáticos. Pero sobre todo, Tesorillo es conocido por ser salida, parte del recorrido o llegada de varias rutas senderistas, BTT, encuentros de carreras Xtrail e incluso por formar parte de la Vía Serrana, una de las rutas para llegar en peregrinación a Santiago de Compostela.

A nosotros nos hace ilusión cruzar un antiguo puente colgante sobre el río Hozgarganta. Está en las inmediaciones de la pedanía Montenegral Alto -puedes localizarlo siguiendo las indicaciones de la Vía Serrana-. Luego almorzaremos en el restaurante Sabana (el del hostal). Ponen comida casera con productos de la zona (carnes, ensaladas, pescado...) En la misma calle, El Fogón ofrece cocina mediterránea. La carta es muy variada, aunque su plato estrella es la pizza. Hay que reservar en el 661 860 571 (martes es el día de descanso; en verano sólo abre por las noches). Otras opciones para almorzar son los restaurantes Macana, donde ofrecen propuestas tipo tapeo (reservas en el 956 618 212) y El Amanecer, con sus camperos -“montaditos pero a lo bestia”, según indica el local-. El de metralla y el de lomo en salsa son los productos estrella. (reservas en el 956 6180 789)


Inserta aquí una nueva sección

2

Turismo activo en Los Barrios

Para esta tarde te proponemos varias opciones. Circula por la Ca-513, busca la A-405 y de ahí continúa hasta la A-381. Durante este recorrido pasarás por Castellar de la Frontera, San Roque y Los Barrios. Todas las propuestas que tenemos en mente, están en el término municipal de éste último. La primera opción es hacer el sendero El Palancar. Es un recorrido de baja dificultad, no llega a los tres kilómetros y es muy interesante por su patrimonio natural y etnológico. Alberga varios polvorines excavados en la roca, tumbas antromorfas, fuentes de agua casi milagrosas y moriscos -casas cueva típicas del parque natural de Los Alcornocales-. Además, podrás ver ganado retinto, un montón de aves migratorias y una reserva de borricos andaluces.
Ahí mismo, en el embalse de Charco Redondo hay un espacio recreativo en el que puedes echar una tarde agradable. No muy lejos de donde estamos, podemos hacer el sendero de Valdeinfierno, en el que podremos apreciar el parque natural de Los Alcornocales en todo su esplendor. Sobre todo, los llamados canutos, zonas en las que se desarrolla un microclima semitropical que permite el crecimiento de la laurisilva, una flora de la era terciaria. Además de unos paisajes espectaculares. Está chulo a caballo y en bici. Por último, ya que andas por aquí, acércate a ver la Montera del Torero. Es una curiosa formación rocosa, producto de la erosión. Todo un símbolo de Los Barrios y de Cádiz en general. Y muy interesante desde el punto de vista geológico.

En Los Barrios hay muchísimas posibilidades de turismo activo y de naturaleza. Además, hay un centro BTT en el que encontrarás información sobre varios itinerarios pensados ex profeso para amantes de las bicicletas de montaña. Desde las más fáciles, accesibles para cualquier aficionado hasta las más difíciles recomendadas sólo para expertos. La llamada 'Corredor Verde' apenas nos lleva hora y media y nos adentra en entornos tan agradables como la ribera del río Palmones  Contacta con alguno de los dos puntos de información del centro BTT Alcornocales si necesitas más información sobre rutas, alquileres de bicis, talleres...   

Como en todos sitios, las gastronomía local está muy ligada a la producción de la zona. Carne de retinto, chicharrones, refrito barreño y gazpacho -frío o caliente, según la época- son típicos del lugar. En este enlace hay datos de los locales disponibles.



3

La belleza de La Janda

Hoy vamos a visitar la comarca de La Janda, una de las cinco en las que se agrupan los municipios de la provincia. La Janda se llama así por una laguna que había en el lugar, la más grande de España. Fue desecada a mediados del S. XX para su aprovechamiento agrícola, aunque el territorio conserva parte de su antaño riqueza natural y mantiene su importancia, sobre todo, para aves migratorias, gracias a la existencia de tres pantanos: Barbate, Celemín y Almodóvar. Y a que de vez en cuando la naturaleza reclama lo que es suyo y anega los terrenos. Pero eso es otra historia...

Precisamente el entorno natural es uno de los principales atractivos de Benalup – Casas Viejas. Puerta de entrada al parque natural de Los Alcornocales. Seguro que fue lo que llamó la atención a sus primeros pobladores. Habitantes prehistóricos que dejaron sus huellas en forma de pinturas rupestres de una importancia extraordinaria. Sobre todo esto puedes aprender más en el centro de interpretación del Cádiz Prehistórico (C/ Huelva), en el que conocerás todos los restos prehistóricos que existen en la provincia  Y ya puestos, nos mostrarán las rutas disponibles con punto de salida en este mismo sitio en el que nos encontramos.

En el pueblo elaboraron una ruta de las fuentes que a nosotros nos parece encantadora. Es una magnífica excusa para pasear por el municipio y descubrir sus rincones. De todos modos, en la oficina de turismo responderán a todas tus preguntas (C/ Paterna, 4)          

Espárragos, chicharrones, carne retinta, de caza, caracoles y setas son algunos de los ingredientes típicos de los platos que se hacen en Benalup Casas Viejas. Casa Pepe (por ahora, de jueves a domingo, teléfono de reservas: 856 153 325); El Cafelito (reservas en el 956 424 874, Las Grullas 956 424 192 y Venta Correro (teléfono 679 32 35 60) son algunos de los locales en los que puedes degustar la gastronomía local. Aquí hay más.



4

Sierra del Aljibe

Después del almuerzo, nos adentraremos de nuevo en el parque natural de Los Alcornocales con una visita a Alcalá de Los Gazules. La actividad económica de este precioso pueblo está muy ligada a su entorno natural. De hecho, es aquí donde se encuentra el centro de visitantes El Aljibe, un espacio expositivo donde se explican las singularidades de la flora y fauna de la zona y su relación con los seres humanos que han habitado aquí desde antaño.  Además, cuenta un jardín botánico en el que están presentes las principales especies vegetales que hay en el parque natural. Visita imprescindible, aunque sea por buscar ranas en los estanques y hacerte una fotaca para subirla a redes.

Si vienes con tiempo, te gustará hacer la travesía hacia El Aljibe. Observarás la abundante vegetación propia de esta sierra, construcciones abandonadas, saltos de agua... Es muy interesante, aunque es largo (completo -hasta Málaga- son casi 11 kilómetros) y de dificultad media. Nosotros empezaríamos en el área recreativa de El Picacho y haríamos más o menos la mitad, hasta el pico del Aljibe, el punto más alto de la serranía (1.091m). Tendrás la suerte de apreciar una de las vistas más espectaculares de la provincia y en días claros, hasta el Estrecho de Gibraltar.  La otra mitad la haríamos en otra ocasión y empezaríamos justo por el final. El sendero es público, pero necesitarás autorización: teléfono 856 587 508



5

Monumento natural

El sendero de Garganta Puerto Oscuro no necesita autorización y también destaca por su abundante vegetación.  Mucho más corto -no llega al kilómetro- e igual de intenso. Otra opción es quedarte tan ricamente en El Picacho. Un lugar superagradable, ideal para los peques. Por ahí cerca está la laguna de El Picacho.

En Alcalá hay mucho que ver igualmente. Restos del castillo, yacimientos arqueológicos, casas señoriales, iglesias, construcciones romanas... Deja el coche aparcado y piérdete por el pueblo. Eso sí, no puedes irte de aquí sin ver Las Peñas. Es un monumento natural único en la provincia, formado por el enfriamiento de lava procedente de un antiguo volcán.

Ya que andas por aquí, llévate una muestra de quesos de El Gazul,tortas de pellizco -un dulce- de Horno La Luna o pan cateto en las panaderías Hijos de Gonzalo  o la venta Puerto de la Pará.



6

Tierra de aguas sulfurosas

Hoy iremos a Paterna de Rivera, una localidad jandeña cuya historia está ligada a los beneficios atribuidos a las aguas medicinales que se encuentran en su entorno. Tal es así que en el siglo VIII ya se conocía a la zona como Valle de los Baños. Llegó al albergar dos balnearios muy frecuentados en su época por sus cualidades curativas: Fuente Santa y Concepción. Desayuna bien, porque nuestra intención es llevarte de senderismo por el Camino de la Era Empedrada hasta otros de los balnearios que hubo en la zona:  los Baños de Gigonza.   El recorrido no tiene dificultad alguna. Salvo que lo hagas en pleno verano a las horas de más calor, porque no tiene ni una mijita de sombra. El sendero termina en el castillo de Gigonza, uno de los mejor conservados de la provincia. No obstante, nosotros continuaremos unos quinientos metros más hasta los restos del balneario. Fue muy conocido a principios del S. XX por las cualidades de sus aguas. Se encuentra en una finca privada. Asegúrate de que cuentas con permiso de la propiedad para entrar (pregunta al departamento de turismo del Ayuntamiento de Paterna cómo puedes conseguirlo el 956 929 012 ext. 6)

De regreso en Paterna, visitaremos lugares emblemáticos, como la Fuentecita -uno de los manantiales de aguas sulfurosas que aún quedan en el lugar- la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Inhiesta (S.XVI), o el monumento a La Petenera (Avda de Blas Infante) -una cantaora local a la que se atribuye el invento de un palo flamenco llamado peteneras-. Todos los años organizan aquí un concurso nacional de este cante, orgullo del municipio que lo vio nacer.  

La repostería es otra de las tradiciones de Paterna. Son típicos los roscos, buñuelos, pestiños... En la panaderías Los Molinos (C/ Cristóbal Barroso) o La Milagrosa (C/ Alcalde Ramón Dávila) encontrarás buenos ejemplos de los dulces locales. En Cantizano Salsas y Conservas (C/ Pablo Picasso) encontrarás innovadoras salsas y conservas a partir de productos naturales del entorno y en Sabores de Paterna (C/ Cristóbal Barroso) hay embutidos de todas clases. No te olvides de comprar un poco de todo. No te arrepentirás.

Nos quedaremos aquí a almorzar. Cabrillas con tomate, sopa de tomate y variantes de todo tipo  procedentes de caza menor y productos del entorno forman las recetas paterneras. Podemos elegir muchos sitios y todos son acierto seguro: Venta El Cantarero, Casa Paco, Bar Rufino, El Perro de Paterna, La Parada... Aquí hay más establecimientos.  O podríamos ir a la zona recreativa de Cortegana, a unos dos kilómetros del pueblo. En este lugar se desarrolla la romería en honor a San Sebastián. Es un sitio muy agradable para echar el rato y comerte todo lo que has comprado antes a la sombra de los acebuches.



7

Atardecer en el balcón de la Bahía

Por la tarde, toma la A-389 y dirígete a Medina Sidonia. Tenemos previsto visitar el conjunto arqueológico romano. La entrada cuesta 2 euros y está abierto todos los días en horario de mañana y tarde. Comenzaremos la visita en el museo arqueológico (C/ Ortega), donde podremos comprender los restos que veremos posteriormente, además de piezas halladas en el municipio. Luego recorreremos las antiguas cloacas de Assido – Caesarina -nombre que los romanos dieron a Medina Sidonia- una calzada romana y un tablero de juegos infantil de época romana, entre otras curiosidades.

En el entorno de Medina se elaboran multitud de productos, especialmente relacionados con la repostería. Encontrarás riquísimos alfajores, tortas, amarguillos, turrones, mazapanes, etc. en Sobrina de Las Trejas  (Plaza de España s/n), Aromas de Medina  (Crta. Medina-Paterna) o en el convento de San Cristóbal. Cerca del convento está la confitería Nuestra Señora de La Paz, que hace también unos dulces buenísimos. En la fábrica de panes y picos Sidonia trabajan este producto en todas sus formas (C/ Bélgica ) . A nosotros nos chiflan las regañás y los picos ajonjolí. En la tienda de Distintivos de Calidad  (Avda. Al Andalus) y en la misma oficina de turismo (está dentro de la plaza de abastos, en la calle de San Juan)  puedes comprar estos y otros productos típicos de la provincia, como  mieles, aceite de oliva, aceitunas, carne retinta, conservas de atún...

Ya que estamos, iremos al conjunto arqueológico del Castillo, hay un bono por 5 euros que incluye entrada al museo etnográfico, el arqueológico y los conjuntos arqueológicos romano y del castillo-. La oficina suele organizar visitas guiadas por estos y otros lugares emblemáticos. Además, el castillo acoge conciertos y actividades culturales, especialmente en época estival. Por eso hemos venido. Queremos ver la puesta de sol en este lugar único en el que puede divisarse toda la comarca.

Cenaremos y pasaremos la noche aquí. Hemos reservado en el hotel Medina Sidonia (teléfono 956 412 317), situado en una antigua casa palacio del siglo XVIII. En la web municipal de turismo hay más sitios para comer  y alojarse.



8

Turismo ornitológico

¡Buenos días! Hoy vamos a llevarte a otro de esos lugares que suelen pasar desapercibidos para el común de los mortales que vienen a la provincia, anonadados con la belleza de otros paisajes. Asegúrate de llevar los prismáticos, agua y comida porque vamos a echar el día perdidos en la naturaleza. Bueno, casi. Toma la carretera en dirección a la A-381 y sigue las indicaciones hacia la reserva natural Laguna de Medina. Se encuentra en el término municipal de Jerez de la Frontera. En la actualidad, es la laguna más grande que existe en la provincia y la segunda mayor de Andalucía. Es un lugar muy importante para la invernada, cría y descanso de aves acuáticas migratorias, así que es un buen sitio para practicar turismo ornitológico. Aquí podrás observar aves como malvasías, fochas cornudas, y otros tipos de ánsares. ¿No tienes ni idea de pájaros? No pasa nada, en la guía Birding Cádiz aprenderás a distinguir las principales especies que hay en la provincia y dónde encontrarlas 

Nuestra intención es echar aquí la mañana, caminando por los senderos, avistando aves a la sombra de los miradores y comiéndonos el bocata que nos apañamos esta mañana con los avíos que compramos en Medina. También mola almorzar en la zona recreativa o en el restaurante del parque forestal de Las Aguilillas, en la pedanía de Estella del Marqués. Es un espacio sorprendentemente rústico y frondoso.

Entre las muchos atractivos turísticos que tiene Jerez están justamente su gastronomía y entorno natural. Y si lo unimos todo, una buena propuesta es visitar la campiña y degustar sus vinos en origen. Empresas como Genatur (teléfono 956 31 60 00), Guiarte Jerez (teléfono 675 918 319) y Ruta Siete (teléfono 610 962 155) son algunas de las que organizan divertidas visitas a los viñedos donde maduran las uvas con las que se hacen los mejores vinos del mundo.  
Para dormir y cenar, nos dirigiremos a Algar, una encantadora localidad de la Sierra de Cádiz. Hemos contratado una experiencia en el hotel Villa de Algar que incluye alojamiento, desayuno y una ruta a caballo por los alrededores del embalse de Guadalcacín. Cenaremos en el mismo hotel.



9

A caballo por Algar

Después de nuestro paseo a caballo, daremos una vuelta por Algar. El pueblo conserva ese ambiente limpio y relajado que ofrecen los municipios de la ruta de los pueblos blancos de la provincia de Cádiz. Un gran lugar para desconectar. Literalmente.

Luego tenemos previsto ir a Benaocaz. Agárrate que vienen curvas y cuesta arriba. En Benaocaz podríamos recorrer la calzada romana que unía el pueblo con Ubrique , contemplar las vistas desde el singular Salto del Cabrero  o -con suerte y si ha llovido lo suficiente- hacernos un selfie en la cascada del Mítano camino de la casa del Dornajo.

No obstante, dejaremos esas posibilidades para otra ocasión. Hoy pasearemos por los restos del barrio nazarí. Calles estrechas,empedradas y restos de viviendas nos harán sentir que caminamos junto a los árabes que fundaron el municipio en el siglo VIII. Para almorzar -en caso de que no lo hayamos hecho ya- iremos al restaurante Nazarí (teléfono 653 27 53 20), Refugio San Antón (teléfono 956 12 55 64) o El Parral (teléfono 956 12 55 65).

Podemos pasar la noche en alguno de los alojamientos del pueblo . Esta vez nuestra propuesta es dormir en Grazalema hacia donde nos dirigimos ahora.



10

El rey de la Sierra de Grazalema

Amanecemos en Grazalema, otros de los pueblos bonitos de Cádiz (¿acaso hay alguno que no lo sea?). Ya sabemos que aquí es donde más llueve de España, así que no debería sorprendernos que haya caudalosos ríos y una vegetación exuberante. El rey, sin duda, es el pinsapo, una reliquia de la era glacial que sólo se conserva en las sierras de Grazalema y Ronda. Hay un sendero que recorre el pinsapar  Es una zona muy protegida, así que hay que pedir autorización (956 709 733). Además, en la temporada con más riesgo de incendios sólo se puede acceder acompañados por empresas de turismo activo y hacer sólo parte del recorrido. No nos dará tiempo a hacerlo entero en este viaje -son unas 10 horas ida y vuelta-, aunque sí podemos hacer la primera parte, justo desde el inicio hasta la cumbre. Desde ahí podemos ver todo el bosque de pinsapos. Las vistas son increíbles.  

De Grazalema no podemos irnos sin queso, miel, chorizo, jamón... Podemos encontrar estos productos autóctonos en los despachos de sus respectivas empresas productoras  o podemos ir del tirón a tiendas tipo Ecológicos Grazalema (plaza Pequeña, 3) o Sabores de Grazalema (plaza de España) y comprar un poco de todo.

Grazalema tiene tanto que ver y hacer que nos da hasta cosilla proponer continuar el camino. Sin embargo, aunque sea de pasada, queremos terminar de enamorarte con dos pueblos más. De momento, nos vamos a El Gastor.



11

Asómate a la Sierra

A El Gastor le dicen el balcón de la Sierra de Cádiz. Es el típico pueblo gaditano con fachadas encaladas y floreadas, calles empedradas y cuestas de infarto. Podríamos hacer el recorrido que nos lleva al Dolmen del Gigante, disfrutar de un picnic a la sombra de los pinos, contemplar las vistas desde el Tajo Algarín, practicar deportes náuticos en el embalse, visitar el museo de usos y costumbres (calle Alta) o cualquiera de estas muchas propuestas.

Nosotros tenemos reserva para almorzar en el gastrobar La Piscina (teléfono: 657 58 36 42). Forma parte del recinto de la piscina municipal. Nos morimos por probar su guisote gastoreño, una receta típica local a la que han dado un toque marinero. Ahí lo dejamos para que te lleves la sorpresa. Arroces, atunes, ensaladas y, por supuesto, carnes y productos de la huerta conforman el resto de la carta.  Provisionalmente, están en un local de la calle La Palmera, mientras terminan las obras del recinto de la piscina -en noviembre, suponen- Aquí hay más sitios para comer en El Gastor.

Tras un chapuzón en la piscina, pondremos rumbo a Alcalá del Valle. Antes, nos desviaremos un poco hasta Torre Alháquime para comprar unos cuantos productos gourmet que hemos encargado en Reyjam. Nos gustaría llevarnos quesos de los que tienen curados en la Sierra de Cádiz, alguna conserva, o el exclusivísimo queso La Oveja Rosa  La fábrica de embutidos La Torreña elabora sus chacinas de forma artesanal. Es muy reconocida en la zona (bda El Tejar, s/n) Llama antes al 956 125 038 para saber si en la fecha de tu visita están abiertos por la tarde.



12

De paseo por el valle de Alcalá

Y ahora sí, nos vamos a Alcalá del Valle. Antes de que cierren, pasaremos por el despacho de la cooperativa Los Europeos  para comprar espárragos y aceite de oliva. Santo y seña del municipio (sólo en temporada).

Desde Alcalá es interesante la visita a los dólmenes de los Tomillos, que demuestran que habitantes del neolítico ya andaban por estas tierras.  . En un entorno espectacular está el monasterio de Caños Santos (SXVI)  y la cueva donde supuestamente apareció la imagen de la Virgen. Aunque creemos que ya no son horas para esas excursiones y mejor daremos un paseo por el pueblo siguiendo esta ruta urbana.Tardarás medio minuto en sentirte como en casa.

En esta web hay propuestas para cenar en el pueblo y dormir. Además, consulta puedes dirigirte a la concejalía de Turismo y preguntarles cualquier cosa que necesites (teléfono: 607 411 640). Si lo deseas, te ayudan a elaborar tu experiencia e incluso te facilitan guías locales.

Este viaje se acaba. Sin embargo, aún queda mucho por vivir en la provincia de Cádiz. Ya estamos preparando la siguiente experiencia. ¿Cuándo quedamos?



13

TITULAR 5

Kilómetros: 312 Km.
Conducción estimada: 6 horas
Días recomendados: 6
Atractivos: Gastronomía y naturaleza.
Ver recorrido en mapa: Ruta 1Ruta 2



COMPARTIR